Cómo evitar las estafas a través de ingeniería social

La ingeniería social no es una técnica nueva en los ciberataques, pero sí que su uso es cada vez más sofisticado. Esta manipulación para obtener información confidencial, como datos personales o financieros, es un método muy desarrollado por los hackers quien logran así robar datos, dinero y otros bienes. Las personas siguen siendo muy susceptibles de ser víctimas de tácticas manipuladoras mientras que los estafadores van desarrollando nuevas formas de actuar gracias a los avances informáticos.

Según los datos de Panda Security, los mensajes de phishing basados en la ingeniería social se van a duplicar en 2022. Es decir, los ciberestafadores estudiarán más en profundidad a sus víctimas para que sus mensajes, al contactar con ellas, sean mucho más creíbles.

La ingeniería social es capaz de aprovechar los sesgos cognitivos de las personas, una característica de la que por ahora las máquinas carecen.

Fuente – Abc.es